La flota de arrastre de la Comunidad Valenciana permanece amarrada este viernes 4 de junio como protesta por el Plan de Demersales de la Unión Europea. 600 marineros y patrones de 180 embarcaciones de todas las cofradías se suman a una parada nacional que afectará a todo el Mediterráneo español. La alcaldesa de Santa Pola, Loreto Serrano, ha acudido junto a varios concejales de la Corporación Municipal, al paro convocado en La Vila Joiosa para mostrar su máximo apoyo a un sector tan importante para nuestra localidad. De aplicarse el Plan de Demersales de la Unión Europea provocará una ruina al sector, la viabilidad de las cofradías de la Comunidad Valenciana y pondrá en peligro miles de puestos de trabajo que dependen directa e indirectamente de esta modalidad milenaria.

Tienda Yaloveo


Noticias de Santa Pola